Provincia de Buenos Aires

Informaciones generales

Buenos Aires es un contraejemplo de la riqueza natural. Se trata de una ciudad de once milliones de habitantes y forma una de las ciudades más grandes del mundo. Se trata tambien de la cuidad más elegante y activa de Sudamerica.

Buenos Aires ha tenido un interesante desarollo cultural, caracterizado por personas que por ejemplo difundieron la educación, fundarón la prensa, promovieron el libro a alentaron las artes.

Es una ciudad de moderna estructura y dinámica actividad que al mismo tiempo logro conservar viejas tradiciones. Uno se siente fascindado por su ambiente, la diferente personalidad de sus barrios distintos, la cordialidad de su gente y la variedad de sus ofertas culturales y comerciales.

Buenos Aires es la gran puerta cosmopolita de Sudamerica.

El Tango

clip_image001.jpg

El Tango es una forma musical con cuatro pies rítmicos, distribuidos en dos tiempos. Esta música, acompañada por canto y baile de gran complejidad, nació y evolucionó en Argentina, en la zona portuaria del Río de la Plata. Su inicio data aproximadamente desde 1860, en la porteña ciudad de Buenos Aires. Sus letras reflejaban los pesares y amarguras de los inmigrantes europeos, que llegaban en busca de una nueva vida a un continente desconocido. La palabra Tango tiene raíces en África y data de la época en que se comerciaban esclavos. Solía llamarse Tango al sitio en donde se capturaban personas negras, que serían enviadas como esclavos a América y Europa. Palabras derivadas como tangomao designaban a los comerciantes de negros esclavos. Como corolario de lo anteriormente explicado, comenzó a llamarse Tangos a los recintos en donde los negros se agrupaban para bailar cualquier tipo de música. Solían estar ubicados en suburbios y barrios de gente pobre.  El origen del Tango se sitúa en los sectores marginales de la sociedad rioplatense, principalmente prostíbulos, piringundines y cafetines orilleros. Allí, músicos generalmente improvisados, adaptaban pasajes de músicas folclóricas. Algunos agregaban letras breves y poco sofisticadas. Algunas pocas de estas obras fueron compiladas, años después, por músicos de profesión y talento como Julián Aguirre. En 1896 se registra y estrena el primer Tango propiamente dicho. Su autor, Rosendo Mendizábal, lo bautizó El entrerriano. En esos tiempos, una orquesta de Tango no tenía más de 3 ó 4 integrantes, por los que se los denominaba tríos o cuartetos. Dado lo improvisado de los mini espectáculos, siempre utilizaban instrumentos portables. El más representativo del Tango es el bandoneon, un invento alemán poco frecuente. Con el pasar de los años, la primera generación de músicos de orquestas de Tango, fue bautizada como la Guardia Vieja. Los nombres más importantes son: Francisco Canaro, Roberto Firpo, Genaro Sposito, Juan Maglio y Ángel Villoldo.   En los primeros años del siglo XX, el Tango desembarcó en París. Como suele darse con este tipo de movimientos culturales, una vez aceptado en París, ésta música ganó popularidad en el resto de Europa y EE.UU. Esto forzó a que los propios porteños de Buenos Aires aceptaran definitivamente al Tango. Los espectáculos constantes en eventos de la sociedad, fueron el hecho que permitió que se formaran orquestas estables en constante actividad. Éstas orquestas crecieron hasta 6 ó 7 músicos que tocaban violines, pianos, contrabajos y bandoneones.   Ahora el marco de crecimiento permitió una segunda generación de talentos. Su formación académica y profesional fue superior, estimulando notablemente la expansión por el mundo. Ésta nueva generación fue bautizada como la Nueva Guardia, que contaba con talentosos como Osvaldo Fresedo, Juan Carlos Cobián, Julio De Caro y Enrique Delfino. En Uruguay el tango también tuvo su auge, representado por el bandoneonísta Marino Rivero.   Posteriormente surge la figura del cantante. La difusión radial, el teatro y la posibilidad de grabar el audio en discos fue un multiplicador de posibilidades y oportunidades para tangueros apasionados y talentosos. La figura del cantante debía de ser carismática, su vestimenta y actitud transmitían un mensaje y estilo muy propio del ambiente. A su vez, la figura del cantante dio lugar a otro protagonista del Tango: el letrista compositor. El compositor tenía el mismo espíritu del cantante o el músico, por lo que podía expresarlo en su propio medio, la palabra.   Baile de Tango en San TelmoLa música de Tango se baila por una pareja de hombre y mujer. Sus cuerpos se juntan al punto de enfrentarse cara a cara y entrelazar las piernas en complejísimas maniobras. El hombre interpreta un rol enérgico y dominante, propio del machismo de antaño. La mujer lo sigue, teniendo también una coreografía protagónica. El hombre guía a la mujer durante el baile, sigue la música con coreografías complicadas manteniendo el torso casi inmóvil. Piernas y pies se mueven rápida y precisamente, cruzándose y entrelazándose los del hombre con los de la mujer. Baile deTango.Su carácter obsceno era considerado impropio por los integrantes de la “sociedad civilizada”. Provenía de clases bajas y marginales, indignas de reconocimiento. Pero aun así, el auge del Tango comenzó y rápidamente llegó a espectáculos públicos. Allí se los adaptaba, o más sinceramente, se los refinaba para otro tipo de público. Se quitaban líneas de las letras que contuvieran lenguaje inapropiado u ofensivo. El baile era adaptado para eliminar movimientos sugestivos sexualmente. En la actualidad, el Tango es aceptado sin censura alguna. De hecho, en Argentina se llevan a cabo campeonatos mundiales de baile, organizados con apoyo gubernamental en la representativa capital porteña de Buenos aires.

Responses

  1. Decidí pasar mis vacaciones en Buenos Aires, Argentina (07/2005)

    No es que lo haya planeado mucho, es que surgió una buena oferta y allá fui. Casi siempre viajo por Lloyd Aereo Boliviano (la publicidad es gratis, pero es que me tratan bien). Luego de una escala de 3 horas en Santa Cruz de la Sierra en Bolivia, llegue a las 2 de tarde a Buenos Aires (no recuerdo que horas eran en mi querido Panamá). El viaje incluía los traslados así que un caballeroso señor nos recogió en el aeropuerto internacional a mi amiga y a mí y antes de llevarnos al hotel nos dió un ligero recorrido por las principales calles y sobre todo por puerto Maderos, que terminó siendo uno de mis sitios predilectos de esta ciudad; lo visité de día, de noche, al medio día, a la media noche, bueno, a todas horas y siempre tenía su encanto. Creo que me estoy adelantando.

    Como ya habíamos descansado en Bolivia, no mas llegamos y nos cambiamos de ropa y nos fuimos a tomar nuestras primeras impresiones de esta bella ciudad. A mi en lo personal me encanta caminar, así que comenzamos por la avenida Santa Fe, en donde estábamos hospedadas (calle Libertad para ser exacta, en el barrio Retiro).

    De Santa Fe llegamos a la avenida 9 e Julio, es lo mas impresionante que he visto en calles, por lo amplia, tiene el record de la vía mas ancha. Nos tomamos la clásica foto en el centro con el obelisco a nuestra espalda, justo al atardecer. Caminamos por la 9 de julio hasta el cruce con la avenida Corrientes, estábamos embebidas disfrutando de Buenos Aires, en la tarde de un sábado.

    Bajamos por corrientes hasta llegar al Puerto Maderos. Fantástico, ni nos enteramos de la distancia. Recorrimos este circuito muchas veces mientras duró nuestra estancia.

    Buscamos el famoso restaurante Siga la Vaca, pero muchos la estaban siguiendo, así que optamos por otro en ese momento, no obstante, este restaurante se convirtió en mi favorito. Varias copas después y puerto maderos hacia arriba y hacia abajo nos fuimos al hotel casi a media noche.

    El domingo visitamos la feria de Recoleta, desde tempranas horas estuvimos en esta zona, comimos en los cafés al aire libre y la pasamos estupendamente. Esta feria es solo los fines de semana y por supuesto que nos dirigimos caminando desde el hotel. Modestia a parte, soy muy buena con los mapas y los colecciono. Cuando voy a algún sitio, dependiendo del tiempo que dure el viaje, trato de manejarme como con 4 mapas.

    De la calle Libertad, pasamos a la Quintana, atravesamos la Avenida Callao y llegamos al Centro Cultural de Recoleta, de allí fuimos al glorioso barrio de San Telmo, tomamos un autobús y fue muy panorámico apreciar la ciudad en domingo cuando todo esta mas tranquilo.

    En San Telmo tomamos mate, por supuesto, nos lo ofreció una chica que conocimos.

    Fuimos a las tiendas de antigüedades y en la plaza apreciamos un baile callejero de Tango. Fue mi primer contacto con el tango en la capital del tango, no puedo describir el embrujo que este baile tan sensual me provoca.

    Luego de pasar una tarde amena, nos dirigimos a pasar la noche nuevamente a… Puerto Maderos. Al día siguiente tomamos el clásico recorrido por la ciudad que ofrecen las agencias y que vienen con el tour. Visitamos la estatua a Eva Perón, Palermo (al que volveríamos después) y varios centros comerciales (carísimos por supuesto). Lo mejor de todo fue visitar La Boca.

    Esta barrio tiene su encanto. Nunca he sido muy fanática del fútbol (solo me apasiona en los mundiales, es decir, cada 4 años), pero la fama de Argentina es básica en el fútbol suramericano. Caminito es de esos sitios que se te meten en el alma. Es impresionante como una calle, puede tener tanto contenido.

    He visitado calles con mucho contenido, como Las Ramblas en Barcelona, pero en distancia, Caminito es más pequeño y tiene mucho que ver. Los colores, los balcones, la historia y el arte, se desprende a cada centímetro. Ver el puerto y saber que muchos inmigrantes llegaron a estas tierras en ese lugar, dejando a sus países para adentrarse a otra cultura y ver como mezclaron su cultura para hacer de esta tierra una tierra de contrastes. Una parada obligada es el famoso estadio de La Bombonera (tengo entendido que llamado así por su forma), del cual tenía conocimiento por mi sobrinito, todo un seguidor del fútbol del equipo Boca Jr.

    No podía salir de aquí sin un artículo genuino de este famosos equipo. La Casa Rosada es una parte importante de la historia argentina, me llamó la atención el ver las barreras de hierro que parten esta plaza en dos, las cuales son utilizadas por la policía durante las manifestaciones.

    Me gustó mucho la calle Florida, con sus centros comerciales. Buenos Aires tiene mucho parecido con ciudades como Madrid, Paris y otras europeas, por algo es conocida como la Europa de América y no se puede negar el encanto de ciudad europea que tiene. El Teatro Colón es una parada obligada. Me catalogo a mi misma como una gran lectora, por lo que suelo comprar mas libros que otras cosas cuando salgo de viaje y en Argentina los libros tienen los mejores precios que visto de los sitios que he conocido. Por consiguiente, no me conformé con visitar las grandes librerías, sino que compre libros de segunda y a mejores precios. Además, compre alguno que otro artículo de piel como zapatos, botas y cinturones. Dentro de top ten de los sitios que conocí, está la fiesta gaucha en una Estancia en las afueras de la ciudad. La Hacienda de Santa Susana, fue una experiencia extraordinaria. Hubo un asado criollo exquisito, actividades rurales de los gauchos, danzas criolla, música y los mas osados hasta montamos a caballo; nos dieron un paseo en carreta por la hacienda y la posibilidad de conocer como vive la gente del campo y de hacer amistades. Otra experiencia fue la visita a Tigre y Delta. Tomamos el tren de la costa y llegamos al barrio de San Isidro, un lugar muy colonial y elegante, luego viajamos a Tigre y allí tomamos una lancha y anduvimos por el delta del rió Paraná.

    Fue un recorrido totalmente divino. En las noches bailamos en varios boliches de Palermo, Puerto Maderos y Recoleta muy animados. Me divirtió mucho el saber que boliches les llaman a las discotecas, ya que en Panamá los boliches son los lugares donde se juega a los bolos.

    El show nocturno de tango en Señor Tango, fue grandioso, algo así como un espectáculo tipo Brodway. Como mujeres que somos, visitamos las tiendas Outlet y en avenida Corrientes encontramos las fabricas de artículos de piel a precios súper bajos. Además, fuimos a Uruguay, con una oferta que encontramos, viajando en Buque bus a través del Río de la Plata, pero esa es otra historia. Hasta aquí dejo mis experiencias sobre esta hermosa ciudad que es Buenos Aires.

    Que lo disfruten. LUCY


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: